SUSTANCIAS DEGRADABLES Y NO DEGRADABLES


En esta nueva entrada vamos a tratar sobre los contaminantes, entre los que podemos diferenciar tres tipos, que son los siguientes:


Sustancias biodegradables: son aquellas sustancias descompuestas rápida y fácilmente por la acción de seres vivos. Los seres vivos que generalmente se encargan de este proceso son las bacterias, los hongos, los gusanos y los insectos. A pesar de que todos tiene la capacidad de degradar, son las bacterias las que destacan utilizando procesos de degradación aerobia(al aire libre, con oxígeno) y anaerobia( en ausencia de oxígeno).También podemos considerar un contaminante biodegradable como la sustancia que es asimilada  por el ambiente gracias a su naturaleza química.


Entre este tipo de contaminantes encontramos:

-Las cáscaras de frutas, como plátanos y naranjas (2 y 10 días).
-Papel (2 a 5 meses).
-Pañuelos de algodón (1 a 5 meses).        
-El cartón (5 años).


Sustancias de degradación lenta, también conocidos como de degradación persistente, son aquellos que requieren un espacio de tiempo  muy largo para degradarse y desaparecer del medio en el que se habían introducido.

Entre ellos podemos encontrar los siguientes ejemplos:
-Los plásticos.                
-Los DDT, como los insecticidas
-El vidrio.    
-Latas.
Todos ellos pueden tardar aproximadamente hasta 450 años en degradarse.


Sustancias no degradables: son los que permanecen inalterados con el paso del tiempo y por lo tanto que no se descomponen por procesos naturales, es decir, los organismos vivos no tiene la capacidad de transformarlo en sustancias más sencillas.
Podemos citar los siguientes:
 -Los termómetros de mercurio.  
-Objetos construidos a base de plomo.
-Pilas

Para contribuir con el medio ambiente y mejorar la forma de tratar los contaminantes no degradables y de lenta degradación podemos reciclar, reutilizar, evitar que sean arrojados a la naturaleza, ya que una vez que han producido efectos negativos sobre ésta es muy difícil eliminarlos.


PLÁSTICOS
Hay tres términos que son comunes cuando se habla de plásticos, por lo que vale la pena dedicar un momento para aclarar cómo se relacionan entre sí y en qué se diferencian: Degradables, Biodegradables y Compostables.

Plásticos Degradables
La palabra “degradable” sólo significa que algo se rompe. Técnicamente, todo el plástico es degradable. Se puede romper con un martillo o un molino por ejemplo. Por lo tanto se puede moler en un polvo muy fino. Todo esto se cuenta como “romper” el plástico, y por lo tanto (técnicamente) “degradar” el plástico.
Esto crea un poco de confusión, ya que a algunos plásticos se les añaden productos químicos que harán que se descompongan, rompan o degraden más rápido bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, se puede añadir un aditivo a un plástico común fabricado a base de petróleo que hará que se convierta en quebradizo y se desmorone en la luz del sol: esto se conoce como hacer “fotodegradable” el plástico. Otros aditivos se pueden poner en el plástico que hará el “rompimiento” del éste por oxidación: esto se conoce como “plástico oxo-degradable”.
Estos métodos harán que la mayor parte del plástico parezca desaparecer, sin embargo, las piezas pequeñas (o incluso polvo fino o “arena”) que se produce por este efecto son aún pequeñas piezas de plástico. Por lo tanto, nada ha cambiado. En una cuestión de años, es posible que las piezas puedan ser lo suficientemente pequeñas como para ser asimiladas por los microorganismos, pero todavía hay una gran cantidad de investigación que se necesita hacer para verificar cuánto tiempo podría tomar este proceso. Por el momento, no son más que trozos muy pequeños de plástico.
Así que hay que tener cuidado cuando un producto de plástico se anuncia como “degradable” porque no es nada especial. Como veremos a continuación lo importante para el medio ambiente es que sea biodegradable o compostable. El material plástico no “volverá a la tierra” de una manera real. Simplemente se vuelve muy, muy pequeño.
Plásticos Biodegradables
Cuando algo es biodegradable, quiere decir que es degradable, pero también significa algo más: que puede ser degradado por el metabolismo de los microorganismos. Cuando un plástico es biodegradable, significa que puede ser digerido, de manera que los átomos de carbono en las cadenas del polímero se rompen, y realmente puede participar en la creación de otras moléculas orgánicas. Puede ser procesado y se convierten en parte de los seres vivos orgánicos. Esto los vuelve a la naturaleza en un sentido muy real: se convierten en parte del ciclo del carbono de la ecología de la tierra.
Sólo los bioplásticos son biodegradables dentro de un plazo razonable. Los plásticos a base de petróleo que simplemente se descompone en una arena fina o trozos pequeños todavía no puede ser digerido por los microorganismos. Tal vez durante el paso de muchos años las piezas pueden ser tan pequeñas que pueden ser digeridas por los microorganismos. Este es actualmente el foco de una gran cantidad de investigación y debate, ya que los diferentes grupos tratan de establecer qué tan rápido los plásticos oxo-biodegradables se pueden reducir a un tamaño tal que en realidad sean biodegradables.
También es importante señalar que incluso algunos plásticos que están hechos a partir de recursos renovables se procesan de una manera que los hace no biodegradables. Siguen siendo “degradables”, pero no vuelven a la naturaleza; y no pueden ser procesados por los microorganismos. Es por ello que la diferencia entre los plásticos biodegradables y plásticos no biodegradables es tan importante.
Plásticos Compostables
Cuando algo es compostable (abono orgánico), significa que se biodegrada, pero también significa algo más: se degrada dentro de una cierta cantidad de tiempo bajo ciertas condiciones. Para muchos tipos de bioplásticos, es posible decir que se van a descomponer “con el tiempo”, pero si lo dejas en una habitación hermética, podrían tardar miles de años en descomponerse.
Las organizaciones que regulan las normas de los materiales han desarrollado una serie de pruebas y puntos de referencia concluyendo que si un plástico llega a biodegradarse por completo lo suficientemente rápido en un determinado tipo de entorno, entonces puede ser etiquetado como “compostable”.
Así que estos tres términos no son diferentes “clases” de plástico, son diferentes clasificaciones. Ellos son subconjuntos uno del otro: todos los plásticos compostables son biodegradables, y todos los plásticos biodegradables son degradables. Pero ten cuidado con las personas que hacen afirmaciones sobre la “descomposición” de su producto: porque no todos los plásticos degradables son biodegradables o compostable.

Conclusión
Si de verdad estás preocupado por la naturaleza lo primero que tienes que hacer es tratar de consumir la menor cantidad de plásticos posible y por lo tanto generar el menor desperdicio posible.
Y en segundo lugar hay que fomentar una cultura del reciclaje, lo cual es la verdadera solución al problema de contaminación y los recursos no-renovables.
Ten cuidado ya que muchos productos que vuelven “degradables” los plásticos también los vuelven NO RECICLABLES.
-




4 comentarios:

  1. Xxxxxxxxddddddddd
    Kjajajajsjjsjajsjajjjajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Ya había estado buscando precisamente estas diferencias, muy buena explicación! Gracias Profe López

    ResponderEliminar