REINO PLANTAE


La clasificación de los organismos, desde fines de los años ‘60 y en base a la propuesta del investigador Robert Whittaker, la mayoría de los biólogos agrupa a los seres vivos en 5 grandes grupos llamados REINOS, basados principalmente en tres características: tipo de célula, número de células en cada organismo y la forma de obtención de energía. Los cinco reinos son:
  • Monera, donde se agrupan los microorganismos de tipo procariótico conocidos coloquialmente como “bacterias”.
  • Fungi, los hongos
  • Plantae, las plantas
  • Animalia, lo animales
  • Protista, un grupo muy variado de organismos de tipo eucariótico. Desde sus inicios, fue un reino por defecto, es decir, todo aquello que no era ni fungi, ni planta ni animal, se lo incluía dentro de este grupo.
El reino vegetal (Plantae) es de los más antiguos que el ser humano ha estudiado, a pesar de que no exista un criterio estricto y universal respecto a qué considerar como una planta y qué no. En líneas generales se considera de este grupo a todas las formas de vida vegetal terrestre (árboles, arbustos, hierba, etc.) y a todas las algas acuáticas, siempre y cuando lleven a cabo alguna forma de nutrición foto sintética.


La ciencia que estudia las plantas es la Botánica 
  • Características
  • Son organismos pluricelulares. Sus células tienen una pared celular de celulosa.
  • No pueden desplazarse por sí mismas, por eso se dice que son inmóviles.
  • Sus células contienen un pigmento denominado clorofila, que es responsable del color distintivo de la mayor parte de las plantas. La clorofila capta la energía luminosa que proviene del sol y ésta es usada para la realización de un mecanismo llamado fotosíntesis.
  • Son seres autótrofos, es decir, pueden producir su propio alimento a partir de la materia inorgánica. Existen muy pocas plantas que son heterótrofas, en estos casos han perdido sus pigmentos y dependen de otros organismos para nutrirse.

Clasificación
Las plantas vasculares,  también llamadas traqueofitas o cormofitas, son aquellas que presentan de manera apreciable y diferenciada raíz, tallo y hojas.
Además, tienen como característica distintiva un sistema vascular, integrado por el xilema y floema, que distribuye internamente tanto al agua como los nutrientes.
En primer lugar, el xilema es el principal tejido conductor de agua y minerales de las plantas. Consiste en células tubulares y huecas dispuestas de un extremo a otro de la planta.
De este modo, el agua transportada en el xilema reemplaza la que se pierde por evaporación y que es necesaria para sus procesos internos.
Por su parte, el floema es el que conduce alimentos para la planta. Esto incluye carbohidratos, hormonas, aminoácidos y otras sustancias para su crecimiento y nutrición.
Dentro del grupo de las plantas traqueofitas se pueden encontrar las pteridofitas (sin semillas) y las fanerógamas (con semillas). A continuación, se presenta una breve descripción de cada una de estas.
Pteridofitas
Las plantas pteridofitas son también conocidas como criptógamas. Su característica principal es que no producen flores. Su reproducción se produce a través de esporas. Para su proceso reproductivo requieren de climas húmedos.

Fanerógamas o espermatofitas
Las plantas espermatofitas se diferencian de las pteridofitas por la producción de semillas. Por esta razón, se les considera como muy evolucionadas. Se dividen en el grupo de las gimnospermas y el de las angiospermas.
Las plantas espermatofitas se diferencian de las pteridofitas por la producción de semillas. Por esta razón, se les considera como muy evolucionadas. Se dividen en el grupo de las gimnospermas y el de las angiospermas.
·       Gimnospermas
La característica que define a este tipo de plantas es que además de producir semillas, también producen flores.
Su hábitat natural se ubica en regiones de clima frío o templado. Sus hojas son del tipo perennifolia; es decir, permanecen vivas todo el año. Su polinización se efectúa a través del viento.
·     Angiospermas
Las angiospermas conforman el grupo más numeroso de plantas vasculares. Estas tienen flores llamativas, semillas y, además, frutos.
Por otro lado, producen menos polen que las gimnospermas. Las polinizaciones se realizan por el contacto entre sus flores y animales (aves, insectos y otros).
Otra de las características de estos representantes del reino plantae es la presencia de un óvulo encerrado en el fruto.
Dependiendo de cuantas semillas están contenidas se tendrán angiospermas monocotiledóneas (una semilla) o dicotiledóneas (dos semillas).

Plantas no vasculares o talofitas

Este grupo de plantas se caracteriza por carecer de un tejido vascular como las traqueofitas.  Adicionalmente, no presentan una estructura definida de raíz tallo y hojas.
Por esta razón, algunos biólogos consideran que son un grupo intermedio entre las algas y los helechos. Aún más, especulan con la idea que pudieron haberse originado de algas verdes que se adaptaron al suelo.


Briofitas. 
En lenguaje coloquial se les conoce como musgos. Sus hábitats son muy diversos pero tienen mayor preponderancia en zonas con alta humedad, por lo que son comunes en los troncos y cortezas de árboles, las rocas y el suelo desnudo de lugares de clima húmedo. Sin embargo, algunas briofitas toleran las áreas montañosas y la tundra de sitios de clima frío.


Algas verdes.
Las algas verdes en un inicio fueron clasificadas en el grupo de las talofitas. Existen muchas dudas en la comunidad científica de integrar todas las algas en el reino Plantae, algunos consideran que solos las verdes deben pertenecer al Reino Plantae y otros consideran que todas deben pertenecer al reino protista.


Reproducción del reino plantae
Las plantas se reproducen de dos modos muy distintos, el sexual y el asexual, dependiendo de su especie y en ocasiones de las condiciones ambientales en que cada individuo se encuentre.
  • Reproducción sexual o polinización. Ocurre gracias a la acción del viento o de insectos y otros animales, que llevan sin saberlo el polvillo o polen generado por las flores de las plantas, equivalentes a sus órganos sexuales, directo hacia los pistilos de alguna otra, facilitando así el intercambio de material genético. Las flores son entonces fecundadas y dan pie a un fruto, en cuyo interior hay semillas: embriones de un nuevo individuo con un genoma distinto al paterno. El fruto madura y cae, oo es comido por animales, y sus semillas se esparcen. Cada una tocará la tierra y germinará, produciendo una planta nueva.
  • Reproducción asexual o rizomática. No involucra la polinización, ni flores, sino otras partes invisibles de la planta como sus raíces, estolones o rizomas. Estas partes crecen a medida que la planta ha alcanzado la madurez y reúne los nutrientes necesarios para reproducirse, gestando así un individuo idéntico genéticamente al anterior, pero joven, que a menudo se halla ligado físicamente al progenitor durante un tiempo.
Importancia
La vida vegetal es el sostén de la mayoría de los organismos del mundo, y no sólo por encargarse de la producción del oxígeno que respiramos y servirnos de alimento en forma de frutas, hojas, tallos, tubérculos, etc. Las plantas también ayudan a controlar los  gases de  efecto invernadero dispersos en la atmósfera, como el CO2, y a absorber el agua en los diversos tipos de suelo, impidiendo su acumulación descontrolada. Sin la vida vegetal, el mundo no sería lo que es, y por esa misma razón es tan importante mantener su variedad, presencia y abundancia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario